Amistad Bilbao  28 may 2022

Nuevas reglas para el consentimiento

Para que no podamos decir que no estamos advertidos del enorme riesgo que se corre cuando un hombre esté junto a una mujer en cualquier lugar donde no haya cámaras grabando. Huelga decir que esto puede significar el fin de cualquier intento de relacionarse con una femina por temor a que, si no se responde a sus expectativas, pueda denunciar y sea creída sin más.


www.libertaddigital.com/espana/politica/2022-05-28/guia-rapida-sobre-las-violencias-*****-que-contempla-la-polemica-ley-del-solo-si-es-si-6901386/

¿Cómo se ha de manifestar el consentimiento?

El texto aprobado por la Cámara Baja reforma el artículo 178 del Código Penal, estableciendo que "sólo se entenderá que hay consentimiento cuando se haya manifestado libremente mediante actos que, en atención a las circunstancias del caso, expresen de manera clara la voluntad de la persona". De esta forma, sólo un sí expreso y verbalizado resultaría inequívoco. A pesar de la trascendencia de la ley, Podemos no ha dudado en frivolizar con este asunto. "Si nos apetece *****, lo sabréis", escribía en sus redes sociales el pasado jueves.

¿Quién debe demostrar si hubo o no consentimiento?

De facto, la propia redacción de la ley implica que es el hombre el que debe demostrar su inocencia, puesto que lo que se presupone es su culpabilidad. Así lo proclamó la propia Irene Montero ante el pleno del Congreso de los Di*****dos: "Hoy, el ‘hermana yo sí te creo’ por fin se convierten en una ley".

¿Y cómo se demuestra que lo ha habido?

Ésa es la gran pregunta a la que nadie puede responder con exactitud. De hecho, una de las principales críticas de Vox durante el debate parlamentario fue que esta ley "fuerza" a los jueces a "creer a la mujer sin pruebas" y permite que éstas puedan "mentir" y "delinquir" sabiendo que en muchas ocasiones es "imposible" demostrar el consentimiento. "Están obligando a mantener relaciones ***** con una cámara para protegerse el hombre", advirtió Macarena Olona el pasado jueves en Es la Mañana de Federico.

¿Qué supone la desaparición del delito de "abuso*****"?

Realmente no desaparece, sino que se fusiona con el de agresión*****. A partir de ahora, todos los actos "que atenten contra la libertad***** de otra persona sin su consentimiento" serán considerados agresión, lo que conlleva penas más elevadas que las que el Código Penal contemplaba hasta ahora. En la práctica, como resume el catedrático de Derecho Penal Jacobo Dopico, esto supone "meter en el mismo marco penal al sobón de metro y al agresor de navaja y esquina".

¿También se elevan las penas por violación?

No, de hecho, la fusión de los delitos de abuso y agresión perjudica a los acusados de delitos más leves y beneficia a los que han cometido otros más graves, ya que la readaptación de las penas hace que se igualen a la baja.

Si hasta ahora las penas por violación oscilaban entre los 6 y los 12 años de cárcel, a partir de ahora irán de 4 a 12 años. Y lo mismo sucede con los supuestos agravados, entre los que se encuentran las violaciones grupales, por ejemplo: de una horquilla que se movía entre 5 y 10 años cuando no había violencia o intimidación, se pasa a otra de entre 2 y 8 años, mientras que para los casos en los que sí la haya, las penas que hasta ahora oscilaban entre 12 y 15 años de prisión pasan a moverse en un intervalo de 7 a 15.




1
0
82



Cargando